22 abril 2012

prefiero estar cuando vuelvas si quieres venir

ese día se despertó entre lagrimas y sin aire pero no era por ningún mal sueño ni nada triste, las carcajadas hacían que no pudiese parar a respirar, lloraba de felicidad de reírse sin explicación alguna. Sabia perfectamente que era un día mas en un mes mas, le daba igual si llovía o hacia sol eso nada cambiaría, la vida puf la via seguía girando y seguía siendo igual de gris era igual nada había cambiado esa noche. Bueno nada aparentemente. Esa noche había tenido uno de los mejores sueños, uno que le devolvió a la vida y es que recordó las palabras de dos de las personas mas bonitas que había tenido nunca ha su lado: Nahi cuando tengas tanto tanto miedo que no puedas ni moverte ríete ríete tan alto como puedas y recuerda las cosquillas que siempre te hago en los pies y te prometo que así el miedo asustado de tu risa se escapará. era increíble funcionaba, se estaba riendo tanto pataleando en la cama como si un millón de personas le estuviesen haciendo cosquillas en los pies que parecía el día mas soleado, mas rosa de su vida el miedo no era capaz de acercarse a su habitación. Después en las clases le resulto imposible, no continuar con esa sonrisilla y de vez en cuando una pequeña carcajada, hasta que alguien le preguntó: por que no paras de reír Nahi? a lo que ella respondió: porque así no tengo miedo (:

esa noche hablo durante un largo rato con su abu y cuando le pregunto si todos los días era feliz contesto su abu que si, Nahi sorprendida ante la respuesta le pregunto haber como hacer eso como nunca estaba triste y ella le dijo: nunca estés triste porque las cosas que has hecho las hiciste por algo, nunca estés triste si algo te sale mal el tiempo te dará la oportunidad de cambiarlo y nunca estés triste si alguien ya no esta a tu lado y es que las mejores personas no las ves a diario pero siempre las llevas contigo, en tus recuerdos en el corazón. y si tienes miedo, creo que ya sabes que hacer ;)


1 comentario:

Josue Sánchez dijo...

Es muy bueno Nahia :) Me ha gustado mucho así que a sonreír! jajaja